Conjuro para enamorar

agosto 26, 2007

 

x1.jpg

Foto: LOST de Adriana Campuzano http://www.flickr.com/photos/milesdeestrellas/

 

Si vas conmigo al pozo

 

será para bebernos toda el agua

 

Si vas conmigo al campo

 

será para tomar de golpe al cielo

 

Si vas conmigo al fuego

 

será para encender piras de sueños

 

Si vas conmigo al mar

 

será para soltarte las amarras.

 

Si estás conmigo un día

 

será para aprehender el universo.

Yamile Paz Paredes

Anuncios

cafeinfinito1.jpg

FOTO DE ADRIANA CAMPUZANO

http://www.flickr.com/photos/milesdeestrellas/

Los siguientes son dos cadáveres exquisitos encontrados apenas ayer entre miles de cosas guardadas en el closet de mi cuarto.

Me han gritado en la cara que quieren salir a la luz y es por eso que aquí los redacto, para no olvidarlos y sobre todo para seguir nutriendo los lazos de amistad con Aurelio Green (coautor de ellos junto con el Tal Sr. H) y con el Café Infinito de Monterrey N.L. (lugar donde fueron concebidos estos exquisitos cadáveres entre el 2000 y 2001).

OCIO

Salir por dentro es,

existir en letras azules, en quebradizas líneas de llanto,

en vuelos de pájaros al anochecer.

Porque el mundo me deja volar,

y las lágrimas me llevan al mar,

donde están olvidadadas las circunstancias

y los sueños surgen entre la arena,

deformes sueños que se clavan en la duda,

ilusiones que se desvanecen en la nada (¿o en el todo?)

El todo… el todo…

La nada… la nada….

NO OIGO

Oí la voz del sueño

entre la magia del olvido

y los pesares de los días.

¡Divertido sueño de hormigas!

luz equívoca de formas,

ventana rota de mi alma

que desvanece en carne el sueño.

Tapé mis oídos y huí

finito y agotado

a contar las gotas de lluvia

…en rededor a tí.

Recordando a Prévert

agosto 15, 2007

 

Los zapatos de Prévert caminan por las calles del Boulevard Saint-Michel mientras sus sueños se concentran en aquella noche de 1925 que pasó con Tanguy, Péret y Duhamel.

 Estaban reunidos en  el No.  54 de la Rue du Château cuando de pronto, comenzó de nuevo la violenta  lluvia de sapos, los muertos escucharon solo lo evidente y Dios volvió a contar el final de los días.

Las palabras dejarían de ser lo que habían sido y ahora la nueva oración de la creada religión de imposibilidades se plasmaría por siempre entre  gárgolas y quimeras:

“El cadaver exquisito beberá el vino nuevo”

5 POEMAS

marzo 22, 2007

I
LA ZAMBULLIDA 

Querría bañarme en extrañeza:estas comodidades amontonadas encima de mí, me asfixian!¡Me quemo, ardo en deseos de algo nuevo,amigos nuevos, caras nuevas y lugares!Oh, estar lejos de todo esto,esto que es todo lo que quise…salvo lo nuevo.¡Y tú,amor, la que mucho, la que más he deseado!¿Acaso no me repugnan todas las paredes, las calles, las piedras,todo el barro, la bruma, toda la niebla,todas las clases de tráfico?A ti, yo te querría fluyendo encima de mí como el agua,¡oh, pero fuera de aquí!Hierba y praderas y colinas y sol¡oh, suficiente sol!¡Lejos y a solas, en medio de gente extraña! Ezra Pound (EUA, 1885-1972) 

IILAS PERSONAS CURVAS


Mi madre decía: a mi me gustan las personas rectas
A mí me gustan las personas curvas,
las ideas curvas,
los caminos curvos,
porque el mundo es curvo;
y me gustan las curvas
y los pechos curvos
y los culos curvos,
los sentimientos curvos
la ebriedad: es curva;
las palabras curvas:
el amor es curvo;
¡el ventre el curvo!;
lo diverso es curvo.
A mí me gustan los mundos curvos;
el mar es curvo,
la risa es curva,
el dolor es curvo;
las uvas: curvas;
los labios: curvos;
y los sueños, curvos;
los paraísos, curvos
(no hay otros paraísos);
a mí me gusta la anarquía curva;
el día es curvo
y la noche es curva;
¡la aventura es curva!
Y no me gustan las personas rectas,
el mundo recto,
las ideas rectas;
a mí me gustan las manos curvas,
los poemas curvos,
las horas curvas:
¡contemplar es curvo!;
(en las que puedes contemplar las curvas
y conocer la tierra);
los instrumentos curvos,
no los cuchillos, no las leyes:
no me gustan las leyes porque son rectas,
no me gustan las cosas rectas;
los suspiros: curvos;
los besos: curvos;
las caricias: curvas.
Y la paciencia es curva.
El pan es curvo
y la metralla recta.
No me gustan las cosas rectas
ni la línea recta:
se pierden
todas las líneas rectas;
no me gusta la muerte porque es recta,
es la cosa más recta, lo escondido
dentro de las cosas rectas;
ni los maestros rectos
ni las maestras rectas:
¡libérennos los dioses curvos de los dioses rectos!
El baño es curvo,
la verdad es curva,
yo no resisto las verdades rectas;
vivir es curvo,
la poesía es curva,
el corazón es curvo.
A mí me gustan las personas curvas
y huyo, es la peste, de las personas rectas.
 

Jesús Lizano (ESPAÑA, 1931) 

IIICIUDAD SIN SUEÑO (NOCTURNO DE BROOKLYN BRIDGE)  

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Las criaturas de la luna huelen y rondan sus cabañas.
Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan
y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas
al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros.
No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Hay un muerto en el cementerio más lejano
que se queja tres años
porque tiene un paisaje seco en la rodilla;
y el niño que enterraron esta mañana lloraba tanto
que hubo necesidad de llamar a los perros para que callase.
No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
Nos caemos por las escaleras para comer la tierra húmeda
o subimos al filo de la nieve con el coro de las dalias muertas.
Pero no hay olvido, ni sueño:
carne viva. Los besos atan las bocas
en una maraña de venas recientes
y al que le duele su dolor le dolerá sin descanso
y al que teme la muerte la llevará sobre sus hombros.
Un día
los caballos vivirán en las tabernas
y las hormigas furiosas
atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de las vacas.
Otro día
veremos la resurrección de las mariposas disecadas
y aún andando por un paisaje de esponjas grises y barcos mudos
veremos brillar nuestro anillo y manar rosas de nuestra lengua.
¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
A los que guardan todavía huellas de zarpa y aguacero,
a aquel muchacho que llora porque no sabe la invención del puente
o a aquel muerto que ya no tiene más que la cabeza y un zapato,
hay que llevarlos al muro donde iguanas y sierpes esperan,
donde espera la dentadura del oso,
donde espera la mano momificada del niño
y la piel del camello se eriza con un violento escalofrío azul.
No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Pero si alguien cierra los ojos,
¡azotadlo, hijos míos, azotadlo!
Haya un panorama de ojos abiertos
y amargas llagas encendidas.
No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
Ya lo he dicho.
No duerme nadie.
Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes,
abrid los escotillones para que vea bajo la luna
las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros.
 

Federico García Lorca (ESPAÑA, 1838-1936) 

IVALTAZOR Fragmento del Canto II  Te hablan por mí las piedras aporreadasTe hablan por mí las olas de pájaros sin cieloTe habla por mí el color de los paisajes sin vientoTe habla por mí el rebaño de ovejas taciturnas   Dormido en tu memoriaTe habla por mí el arroyo descubiertoLa yerba sobreviviente atada a la aventuraAventura de luz y sangre de horizonteSin más abrigo que una flor que se apaga Si hay un poco de viento 

Las llanuras se pierden bajo tu gracia frágilSe pierde el mundo bajo tu andar visiblePues todo es artificio cuando tú te presentasCon tu luz peligrosa  Inocente armonía sin fatiga ni olvidoElemento de lágrima que rueda hacia adentroConstruido de miedo altivo y de silencio Haces dudar al tiempoY al cielo con instintos de infinito Lejos de ti todo es mortalLanzas la agonía por la tierra humillada de      ( nochesSólo lo que piensa en ti tiene sabor a eternidad 

Vicente Huidobro (CHILE, 1893-1948) 

VSENSACIÓN  

Iré, cuando la tarde cante, azul, en verano, herido por el trigo, a pisar la pradera; soñador, sentiré su frescor en mis plantas y dejaré que el viento me bañe la cabeza. 

Sin hablar, sin pensar, iré por los senderos:pero el amor sin límites me crecerá en el alma. Me iré lejos, dichoso, como con una chica, por los campos , tan lejos como el gitano vaga. Arthur Rimbaud (FRANCIA, 1854-1891) 

sobre el deseo

junio 20, 2006

Dice Silvia Espinoza de los Monteros: “contra todo lo que pudiera parecer, el deseo no marca una trayectoria en linea recta. Su andar es curvilineo e impredecible. Viajan en ondas cuyas crestas y valles dibujan una cancion que aun queriendolo no se puede ignorar”.

El deseo es entonces un misterio no encasillable, no definible pero sí definitivamente parte de nuestro ser. Spinoza habla de que no podemos deshacernos de nuestros deseos a menos de que nos deshicieramos de nuestra humanidad y hasta de nuestra animalidad “a
menos que nos convirtieramos en cadaveres o en dioses”.

De acuerdo con Victor Roura el deseo se puede pensar y vivir de dos maneras distintas: segun Platon o según Spinoza.
El platonismo nos dice que el “deseo es carencia y solamente se desea lo que no se tiene”.
Por lo tanto una persona jamas puede ser feliz ya que ser feliz consiste en tener lo se desea. Si solo se desea lo que no se tiene entonces, entonces nunca se tiene lo que se desea. Esto no quiere decir que ningun deseo sea jamas satisfecho, sino que apenas un deseo es satisfecho se acaba en tanto cuanto deseo (ya no hay carencia porque se ha satisfecho, entonces tampoco hay deseo porque el deseo es carencia).

El planteamiento de Platon acaso sea el mas socorrido en los hombres. Norman Mailler contaba que Henry Miller cuando por fin hacia el amor con la mujer que habia deseado durante algun tiempo, en lugar de gozarla con plenitud se ponia a pensar en la siguiente
amante ya que, en ese momento un estrecho vínculo, el deseo estaba, platonianamente, a punto de ser saciado y por lo tanto de escabullirsele del cuerpo.

Por otro lado,Spinoza habla de que el deseo “no es carencia sino potencia” en el sentido de que se habla de potencia sexual o del apetito. La potencia sexual no es desear lo que falta sino por el contrario, la capacidad de gozar de aquella o aquel que no falta, que esta ahi, que se entrega.

Tener buen apetito no es carecer de alimento, sino es tener potencia para gozar del alimento que no falta.

El asunto pues “no es suprimir los deseos sino transformarlos, pasar del deseo de lo que falta al deseo de lo que no falta; en otras palabras, al deseo de lo que no está. Desear lo que no está es esperar; desear lo que está es amar”.

En esta epoca de amores fugaces, de deseos de una sola noche, de insatisfaccion individual y colectiva que busca ser llenada por todo lo que se pueda, habra que
replantearnos los deseos propios y los caminos a donde nos estan conduciendo .

Y no me refiero al sentido budista de eliminar el deseo, sino mas bien a lo que Comte-Sponville plantea: “la cuestión no está en abolir el deseo sino cultivarlo, desarrollarlo;hacerlo cultivar y renacer”; eliminar ese sentido de carencia y llenar el deseo de columnas fuertes y permanentes que sean base para levantar templos inmortales donde Afrodita sea adorada.

H.

P.D. Dime lo que deseas y te dire quien eres.

El caos y la lágrima

junio 10, 2006

A Bretón(aunque ya muerto en cuerpo, mi estimado André nunca lea estas palabras por vivir en el rincón más lúcido de la inconciencia colectiva dedicado a leer únicamente nuestros sueños más perversos) en la existencia de los seres de la noche, en el transcurso de los días y de las vías del ferrocarril, en el perfil de los postes y la venida del tren a través del túnel, ahogándose en el humo de sus alucinaciones, llenando de vacío dentro de un paisaje rosa y florido, donde hay duendes multicolores, dragones maldecidos, tristes monedas de oro ahogándose en un charco formado por lágrimas de nubes sudorosas, exprimidas por una mano invisible para hacer caer un líquido de esperanza, pero también de pesadez, a las infames almas que posan entre una encrucijada de la que no logran salir y mientras el corazón se desgarra, retorciéndose en un círculo de luces eternas, pero al mismo tiempo efímeras, yo me encuentro aquí escribiendo de manera fastuosa y estúpida cualquier frase que llega de mi sentido y de mi pensamiento, empujadas por una fuerza extraña del azar y de la irracional razón.

sin título

mayo 25, 2006

…y resulta que cada vez que quería ir a verla el cielo se nublaba, los vientos del este, del oeste, del norte, del sur comenzaban a respirar una ventizca en la que volaban pedazos de alas de aviones a reacción nuclear, algunos fragmentos de algo parecido a piedras lunares color rojo (como en esos días en que la luna parece incendiarse), plumas de quimeras y pétalos de mandrágora gritando inconcebibles frases de dolor.

 Todos los paraguas se escondían en lo más profundo del closet y yo tenía que salir a la calle con una simple chaqueta para enfrentarme a las 250,000 gotas de agua que caían exactamente sobre mi pálido cuerpo, mientras me salían al paso hombres vestidos con trajes morados tratando de explicarme con señales que a los dragones se les había apagado el fuego interno por tener la boca abierta en el momento en el momento en que los vientos comenzaron a soplar. Y yo, mojado hasta el alma, apartaba a los hombres violentamente, pues los relojes no perdonan y siempre van más rápido cuando se mojan…

Llegaba a su puerta pero nadie abría. Tocaba con los puños, con los pies, con la cabeza, con todo mi ser para ahogar el ruido del mistral que no dejaba de repetir "se ha ido…se la llevó la soledad a lugares desconocidos, más allá del fin del mundo"….

Dada la inutilidad de seguir golpeando la desvencijada entrada de su casa, comencé a contar los paso color durazno dejados por ella en un pavimento que siempre me parecía más gris que de costumbre.Me aventuraba a seguir sus pequeñas huellas, sabiendo de antemano que el fin del mundo estaba a tan solo dos pasos del séptimo infierno, a dos cuadras de donde se guardan los secretos contados y en donde los sueños rotos se reinventan cada vez que sale el sol.

Por desgracia siempre se me olvidaban los zapatos negros de suelas amarillas y esto me hacía llorar amargamente, ya que con los pies descalzos alcanzaría a subir la escalera que baja a los abismos de la incertidumbre, pero nunca podría cruzar el camino verde olivo donde se estancan los pensamientos y las ideas se vuelven remolinos que huelen a colibrí recién nacido.

 Volvía de nuevo a casa y con las ropas escurriendo sacaba su foto de la bolsa izquierda de mi camisa para secarla, ponerla un poco al fuego, romperla en 45 pedazos y lanzarla por la ventana, esperando que se repartieran por todos los valles y las montañas, buscando extrañarla menos al tener la certeza de que ella ahora estaría en todas partes.

BERKELEY

mayo 25, 2006

He tenido el sueño más extraño de mi vida…

Soñé con miles de mariposas que salían de mi cuerpo llevándose entre sus alas a todo mi ser.

Soñé con nubes rojas y furiosas tormentas de tulipanes negros que me guiaban hacia una tumba enterrada en plumas de ángeles y donde se distinguía el epitafio: "acta est fabula".

 He de terminar mis días sin saber si fui libre o si todo está determinado…. Mi razón se contradice y me lleva a cuestas hacia la locura. Ser o no ser ya no será la cuestión. Más bien ¿somos? ¿soy?

 Y mientras el mundo termina de dar la vuelta al sol y el tiempo consume el color de mi piel, yo he de quedarme aquí a esperar, a terminar de escribir sobre este hoyo "ergo sum qui sum?"

Mayo 1998

NOTAS: "Acta est fabula" = "La comedia ha concluído". En el teatro antiguo así se anunciaba la terminación de una representación

"Ergo sum qui sum" = "Yo soy el que soy". Son palabras que Dios le dice a Moisés en el Génesis

suposiciones

mayo 25, 2006


¿y si el transcurso de las horas se limitara al vacío? 

¿y si los muertos levantaran sus lozas para respirar el fresco aire de las nubes? 

¿y si los pájaros que vuelan por encima de las olas cambiaran su rumbo hacia el corazón de los humanos? 

¿y si los diablos dejaran sus colas y cuernos y los ángeles desplumaran sus alas?  

¿y si nos abrazáramos tan fuerte que nos fusionáramos en uno y lográramos caminar hacia el atardecer sin importar si el sol nos abandona?  

¿y si llegáramos a las montañas azules del mar interno de nuestro ser y pudiéramos convertir el oro en oro y la mierda en mierda…?  

entonces, los sueños, alimento del alma, podrían darnos respuesta


					

Regresé a la puerta azul de nuevo.

Los recuerdos de pesadillas y soledad no me lo impidieron,

porque la última vez que la cerré

tus ojos quedaron marcados en mi alma

junto a la esperanza de volver a intentarlo.

Gritos de desesperación comienzan a escucharse cuando la puerta se abre

y el miedo me detiene, mientras mi corazón recuerda las heridas

de la última vez que lo destrozaste.

Y ahora te encuentro,

con tus manos blancas y la línea de tu destino borrada;

me doy cuenta que no podría vivir sin respirar tu olor

o sin que tus ideas me llenen la razón de motivos

para que las palomas levanten el vuelo.

Quizás lleguen las lluvias cuando cerremos la puerta

y entonces nuestro espíritu olvidado, que vide detrás,

podrá vivir de nuevo.

Noviembre 1998