INVENTARIO INFINITO

mayo 30, 2010

 

Música de Pat Metheny para enriquecer  los oídos

La Última Tentación de Cristo los jueves por la noche para mover conciencias.

Té de abril en México para días lluviosos

Té de fresa con kiwi para tardes solitarias

Espresso  para leer cartas venidas de algún lugar lejano.

Café Infinito (capuchino con miel y chocolate) para endulzar el corazón

Café americano para emprender conversaciones imprescindibles

Capuchino para planear viajes a sitios reales e imaginarios

Velas  sobre mesas de madera para recitar a Sabines, a  Paz, a Rimbaud, a Baudelaire, a Lorca, a Artaud, a Pessoa…

Ventanas llenas de plantas y flores para favorecer la lectura de Borges, Calvino, Kafka, Poe, Cortázar, Calasso, Bretón, Toscana, Juárez…

Notas musicales, fotogramas, pinceladas, pasos de danza, gestos de mímica para enriquecer las grandes paredes de piedra e iluminar los espíritus

Intenso olor a café recién hecho y sabores a pastel de cereza, pay de queso o tarta de zarzamora para forjar amistades eternas.

Palabras, muchas palabras

Ideas, miles de ideas

Convergencias, millones de convergencias

Sueños, interminables e infinitos sueños

Por último, un sol sonriente de cerámica, al lado de la foto de un  viejo también alegre, para nunca olvidar que,  a pesar de todo, la vida, esa que parece transcurrir tan rápido, termina siendo INFINITA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s